Compartir

Con pasajes de muy buen básquetbol, la selección nacional femenina inició su camino en la AmeriCup con victoria ante Islas Vírgenes por 80-48. Mañana tendrán fecha libre, y el martes se medirán ante Venezuela.


En el comienzo nuestras chicas evidenciaron los previsibles nervios del debut como anfitrionas. A base de ataques rápidos y algunas segundas oportunidades, el conjunto caribeño pudo ponerse arriba por tres (7-4), pese a que esa diferencia se daría por un corto lapso.

Un triple de Andrea Boquete, sumado a una defensa que poco a poco comenzó a afianzarse, le abrieron la puerta al ascenso nacional. La presión fue una daga, y con el balón en manos de Melisa Gretter, la celeste y blanca terminó de hacerse de las riendas del match; llegando al promedio en ventaja 10-7.

Los pequeños ajustes realizados por Islas Vírgenes no cambiaron el panorama, el cual, bajo un buen pasaje de Sofía Aispurúa, se siguió inclinando a favor de las nuestras (18-10), pese a llegar al segundo capítulo distanciados por seis (18-12).

En la reanudación no hubo variaciones radicales. Argentina siguió haciendo uso de la rotación, sin que esto resquebraje sus filas, y como resultado, el adversario fue dando muestras de cansancio.

Macarena Durso lastimó en el uno contra uno, la presión siguió siendo sumamente efectiva y en consecuencia, en poco tiempo las nuestras se distanciaron otra vez por siete (23-16); estirando el margen a diez, con una buena acción de doble más falta de Celia Fiorotto (26-16).

Solo en un pequeño lapso las centroamericanas, con más ganas que básquet, pudieron hilvanar una serie de acciones positivas, aunque no generó mayor daño, y regresando a la presión, las nuestras recuperaron terreno y llegaron al descanso largo con 11 tantos de diferencia; 32-21.

Con el regreso de zona de vestuarios Las Gigantes no detuvieron su crecimiento. Rápidamente establecieron un parcial de 5-0 (36-21) en apenas 1:30; y a eso le sumaron una racha de ocho tantos vía Andrea Boquete, para llevar al match a una tendencia sumamente beneficiosa (41-23).

Con esa luz llegaron al quiebre del periodo, y sin parar el recambio, otras actrices tuvieron su momento. Macarena Durso brindó un par de asistencias vistosas, y Mara Marchizotti le sacó provecho a su tiempo en el parquet.

En un panorama ideal, la celeste y blanca arribó al capítulo final con una brecha de 38 unidades (66-28).

Teniendo el marcador y el reloj de su lado, nuestras chicas le pudieron bajar la persiana sin problemas al partido; logrando de esta forma el tan ansiado debut con el pie derecho en esta AmeriCup.

Mañana será tiempo de jornada libre para ellas, y el martes (21:05) ante Venezuela, irán en búsqueda de un nuevo paso.

Síntesis

Argentina (80): Melisa Gretter 14, Débora González 4, Andrea Boquete 17, Ornella Santana 2 y Sofía Aispurúa 10 (inicial); Macarena Durso 14, Macarena Rosset 6, Natacha Pérez 3, Celia Fiorotto 4, Mara Marchizotti 4 y Julieta Armesto 2. DT: Cristian Santander.

Islas Vírgenes (48): Day 7, Bough 5, Hamilton 7, George 3 y Tate 19 (inicial); Carey 0, Barry 2, Claxton 0, Taylor 5 y Jones 0.

Parciales: 18-12 / 32-21 / 66-28.
Árbitros: Vázquez – Gaytan – Malo.
Estadio: Obras Basket.

Foto: FIBA.

Emanuel Niel
prensa@cabb.com.ar
@ManuNiel
@cabboficial