Compartir

La colombiana, medalla dorada en el ciclismo BMX de Londres 2012 y Río 2016, piensa que los Juegos Olímpicos de la Juventud en Argentina serán una gran oportunidad para mostrarle al mundo el avance del deporte latinoamericano.


 “Es grandioso que los próximos Juegos sean en Argentina. Nosotros como latinos, no sólo representamos a un país sino también a una región. A pesar de que luchamos para que Colombia haya sido sede con la ciudad de Medellín, que la candidatura fuera para Buenos Aires fue un triunfo para Latinoamérica”

En el mundo Olímpico, la protagonista de esta historia es considerada una de las grandes atletas latinoamericanas de la historia. ¿La razón? Mariana Pajón es la única deportista de la región en haber conseguido dos oros en una prueba individual en los Juegos Olímpicos. La colombiana se consagró en Londres 2012 y Río 2016.

“Para mí, ser atleta Olímpico lo es todo. Es mi vida. Desde muy pequeña miraba a las gimnastas competir, por ejemplo, y pensaba en hacerlo en mi deporte cuando fuera grande”, comentó la ciclista, que se subió por primera vez a una bicicleta cuando tenía tres años.

“Ser deportista Olímpico es un estilo de vida. Dejé cosas y cambié otras para cumplir mi sueño”, agregó.

 Pajón es la reina del BMX en el planeta del ciclismo. La disciplina, que se incorporó al programa deportivo Olímpico en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y es parte de los Juegos Olímpicos de la Juventud desde su inauguración en Singapur 2010, tiene en la colombiana a su máxima exponente.

“Para mí, los Juegos Olímpicos siguen siendo juegos. Y además de disfrutarlos, se lucha y se crean tantas emociones y dejan tantas enseñanzas que los valores son infinitos. Los principales valores que me dejó participar en ellos son la dedicación, el esfuerzo, el compañerismo y la fuerza de voluntad”, aclaró la nacida en Medellín, ciudad que lleva la pista de BMX con su nombre, en honor a su grandiosa trayectoria.

Ganadora de ocho títulos mundiales, sumando su etapa juvenil y de mayores, Pajón tocó el cielo con las manos en sus dos apariciones Olímpicas. “La primera medalla de oro en Londres cambió mi vida. Saber que gracias a mi triunfo sonó por segunda vez el himno colombiano en la historia de los Juegos Olímpicos todavía no puedo creerlo”, recordó.

“Llegar a Río 2016 con la expectativa de volver a ganar la dorada y lograrlo no se imaginan el significado que tiene para mí. Uno cree que está en otro mundo”, explicó en referencia a su más reciente consagración.

Mariana Pajón tiene ADN Olímpico. Entre sus mejores recuerdos está el haber ingresado a una Villa Olímpica y compartir con otros miles de atletas de todo el mundo el comedor y otras instalaciones. Pero también cree que haber sido parte de los Juegos Olímpicos de la Juventud le hubiera cambiado su existencia.

“Creo que hubiera sido lo mejor que me hubiera pasado. Tengo varios amigos y compañeros en la selección colombiana de ciclismo que estuvieron en las ediciones anteriores y me dijeron que fue la mejor experiencia de sus vidas”.

Hace unas semanas, Mariana cumplió otro de sus anhelos: se casó con Vincent Pelluard, ciclista de BMX francés. En este 2018 tan especial para su vida, también aprovechó para hablarles a los deportistas juveniles que competirán en Buenos Aires.

“El mensaje para los jóvenes que van a estar en Buenos Aires 2018 es que sí se puede. Que tengan un sueño claro y que crean en ese sueño. Que disfruten el proceso que les costó llegar a los Juegos. Una vez que estén viviendo la competencia, van a darse cuenta de que todo el esfuerzo valió la pena”.

Y también los aconsejó mirando hacia el futuro. “Espero que disfruten representando a sus países de la mejor forma. Pero lo más importante es el legado que les dejen a las futuras generaciones de jóvenes deportistas Olímpicos. Van a vivir un sueño hecho realidad”.

Del 6 al 18 de octubre próximo, la capital argentina será sede del mega evento para el deporte juvenil más grande del planeta. Será la primera vez que Latinoamérica reciba los Juegos Olímpicos de la Juventud. Para Pajón, eso significó una conquista para la región.

“Es grandioso que los próximos Juegos sean en Argentina. Nosotros como latinos, no sólo representamos a un país sino también a una región. A pesar de que luchamos para que Colombia haya sido sede con la ciudad de Medellín, que la candidatura fuera para Buenos Aires fue un triunfo para Latinoamérica”, comentó la campeona panamericana en Guadalajara 2011.

Con el orgullo de ser una atleta que logró llegar a lo más alto del deporte mundial desde suelo latinoamericano, Mariana Pajón deja un mensaje para todo el movimiento Olímpico. “Que el mundo entero sepa que los latinoamericanos somos capaces de tener unos Juegos Olímpicos de la Juventud que, seguro, serán los mejores de la historia”.

El BMX en Buenos Aires 2018 competirá en dos modalidades: carrera y freestyle, que se incorpora al programa deportivo en la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Fuente: buenosaires2018.com