Compartir

Fernanda Russo tuvo un 2018 muy bueno, pero para el año que acaba de comenzar los objetivos se renuevan y la joven riojana tiene bien en claro que quiere para el 2019: llegar a fin de año con su lugar asegurado en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.


Mañana del 31 de diciembre del 2018. En La Rioja hay un poco menos de 40° y el Tiro Federal local, está cerrado por vacaciones.

Sin embargo, una de las referentes de la entidad de Avenida Ramírez de Velasco no sabe de descanso, sabiendo que el 2019 será un año por demás importante y clave para su corta pero exitosa carrera deportiva.

En poco menos de tres semanas volverá a Buenos Aires, que es el lugar donde reside para entrenar con la selección argentina y, de no medir inconvenientes, en el mes de febrero embarcará rumbo a la India a una Copa del Mundo.

Allá por el mes de julio, el estadio Nacional de Lima será testigo de la inauguración de los Juegos Deportivos Panamericanos 2019, y Russo dirá presente en el segundo evento de mayor importancia para los deportistas de esta parte del mundo (Después de los Juegos Olímpicos), una vez más.

A los entrenamientos los lleva a cabo bajo la atenta mirada de su entrenador, Richard Brigido. Para que Fernanda clasifique a Tokio en Lima deberá hacer un excelente juego, pero las chances de subirse al avión con destino a la capital de Japón, son varias: de salir campeona, clasifica. Si queda segunda, pero la primera ya tiene una plaza, clasifica. Idéntica forma si sale tercera, o cualquier otra posición.