Compartir

El base que llegó como refuerzo extranjero, en dos partidos, no terminó de cumplir con las necesidades del equipo. Desde la institución se agradece su buena actitud y predisposición.


Luego de una semana de haber arribado a Córdoba, por cuestiones netamente deportivas el estadounidense Kaith Appling dejó de ser el base de Atenas. El extranjero basquetbolísticamente no dio las respuestas esperadas ni las soluciones que el equipo pretendía de él en un puesto por demás importante, por lo que tras dos juegos el cuerpo técnico y dirigentes tomaron la decisión de desafectarlo del plantel.

El armador sólo tuvo presentaciones frente a Gimnasia de Comodoro y Ferro, encuentros en los que promedió apenas 4.0 puntos (con 1/1 en libres -50%-, 2/17 en dobles -11.8%- y 1/5 en triples -20%-), 2.5 asistencias, 3.0 pérdidas de balón y -3.5 de valoración en 19.7 minutos de juego.

Ahora el entrenador Nicolás Casalánguida junto a los dirigentes trabajan para definir o no su reemplazo a corto plazo, pensando en la participación del Griego en la Liga de las Américas, algo que se producirá en apenas una semana: entre el 18 y 20 del corriente mes en Sao Paulo, Brasil. Antes, recibirá el domingo a las 21.30 a Olímpico de La Banda.

Informe: Prensa Atenas