Compartir

A casi un mes del inicio de los Juegos Suramericanos de Playa, compartimos la nota que ARGENTINA DORADA le hizo al Director General Adrián Ghiglione, donde detalló los planes de Rosario para convertirse en ciudad Panamericana. 


En 2012 el Comité Olímpico Argentino debió elegir entre dos ciudades para presentar la candidatura nacional para alojar los Juegos Panamericanos 2019. La Punta, que fue la seleccionada y posteriormente cayó ante Lima, y Rosario, que venía de organizar el Mundial femenino de Hockey y el Sub 20 masculino de Rugby, ambos en 2010. La ciudad más poblada de la provincia de Santa Fe quedó relegada y recién en 2017 emprendió un nuevo camino, cuando fue elegida para albergar la 4ª edición de los Juegos Suramericanos de Playa.

Adrián Ghiglione, Director General de los Juegos Suramericanos de Playa 2019 y Subsecretario de Recreación y Deportes de la Municipalidad de Rosario, reconoce que su ciudad respira deporte. La misma cuenta con un paseo de la fama de deportistas olímpicos y que organizó la segunda edición de los Juegos Argentinos de Playa y (en conjunto con Santa Fe) el Mundial Sub 17 de básquet y sub 18 de vóley el año pasado.

La innovación fue uno de los factores más seductores a la hora de obtener la candidatura para unos juegos que fueron pospuestos en 2 ocasiones antes de ser cancelados en 2017. Así, Rosario será la primera ciudad con playa de río en recibir la edición playera de los Juegos Suramericanos de ODESUR, del 14 al 23 de marzo, luego de Montevideo y Punta del Este en 2009, Manta en 2011 y La Guaira y Naiguatá en 2014. En el balneario La Florida transcurrirá la mayor parte de la acción, mientras que Puerto Roldán y El Saco serán sedes auxiliares.

Contará con 14 deportes. Algunos ya olímpicos como natación de aguas abiertas, triatlón, vela y beach vóley, otros que lo serán en Tokio 2020 como el skate, unos que presentarán alternativas playeras (handball , hockey, fútbol, rugby y tenis) y modalidades que aún apuntan a desarrollarse a nivel mundial como esquí náutico, paddle surf, remo coastal y canotaje de 16 km. Todos (a excepción del beach fútbol) tendrán competencia femenina y masculina y participarán 1500 atletas de los 14 países miembros de la Organización Deportiva Sudamericana. Dentro de la organización colaborarán 1000 voluntarios.

¿Cuántos deportes tuviste que descubrir que no conocías?
Agarramos unos juegos en una instancia en la que está explotando el deporte de playa. Después están todos los otros deportes como triatlón, remo, canotaje. Yo creo que el remo va a tener una difusión grande ahí en Rosario con lo que es el remo costa, con una modalidad que no se usa mucho, pero es muy vistoso. Salen corriendo de la playa, tienen que subirse al bote, lo hacen en el mismo circuito y cuando doblan en una boya puede pasar cualquier cosa. Las disciplinas que se pueden hacer en la costa creo que van a generar un desarrollo más grande en el deporte, porque sino nadie ve a los deportistas.

También hay una disciplina que no suena tanto de playa, como el skate…
Claro. Eso también es una muestra de cómo nosotros, que estamos formateados con los deportes más formales, también acercamos a la juventud con deportes más urbanos o menos formales. Me parece que hay una mixtura de ambos. Creo que a ellos les cuesta la institucionalidad, porque justamente la idiosincrasia de esos deportes es no estar institucionalizado, y nosotros aprendemos que no todo tiene que ser tan estructurado como en el deporte convencional. Esto de los Juegos de playa baja un poco esa cuestión tan rígida. Se trata de darse cuenta de que se puede poner música mientras se juega, puede haber un espectáculo, la gente puede estar más descontracturada. Amerita a un plan más familiar, yo pienso que el formato playa va a crecer mucho por estas cosas.

¿Cómo va a ser el acceso para la gente a los Juegos?
El año pasado tuvimos varias experiencias con entrada libre y gratuita como el Mundial Sub 17 de básquet y el sub 18 de vóley y también vivimos lo de Buenos Aires 2018. Nosotros vamos a hacer una mezcla. Tenemos calculado que va a haber 10.000 entradas por día. 8.000 se repartirán de forma gratuita y 2.000 se van a vender por internet a un precio módico, para aquel que quiere ver específicamente un deporte un día. No queremos que pase como en Buenos Aires 2018, que algunos días porque se llenó tuvieron que cerrar el parque.

¿Qué cosas implementarán o mejorarán de Buenos Aires 2018?
A la mañana vamos a llevar a la escuela, hicimos un proyecto similar al de Buenos Aires 2018, y va a haber una fan fest donde se va a poder ingresar sin la entrada al estadio. Y a partir de las 19, que se termina lo deportivo, va a haber espectáculos hasta las 22. Todos los espectáculos culturales de la ciudad en marzo se van a centralizar en la fan fest.

¿Cuál es el objetivo de la ciudad para la comunidad rosarina?
Como en toda ciudad, tenemos que lograr que el rosarino se sienta orgulloso de que ese evento se realice ahí. Está bueno ser sede de un evento deportivo, que salga bien y te conozcan en los catorce países, que Rosario se posicione internacionalmente. También tiene que quedar un legado. Nosotros pensamos que el deporte es un eje transversal de la sociedad, que a través del deporte podés mostrar la cultura, la ciudad y podés darle movimiento económico. Por ejemplo, todas las licitaciones que se hicieron para estos Juegos se han hecho con empresarios rosarinos. Eso crea un movimiento interno más allá de lo que pueda generar el turismo durante los Juegos. También el objetivo es mostrar el deporte y que mayor cantidad de niños y jóvenes se sumen a una vida deportiva, porque nosotros creemos que el deporte genera valores y que educa mucho más fácil que en la escuela. La gran diferencia es que al club el chico va porque quiere y va contento, en cambio a la escuela va como una obligación.

¿Sentís que en estos últimos años se hizo más difícil llevar a los pibes a los clubes?
Es más difícil motivar a los chicos. Los padres hoy lo ven como una necesidad, como complementario a la educación. Pero los pibes hoy tienen un montón de cosas. La play, la televisión, Netflix. Los padres les piden que jueguen al básquet, vayan a inglés y aprendan computación. Los saturas, querés que los pibes hagan todo.

¿Que opinás sobre la degradación de la Secretaría de Deportes a Agencia?
Para mi tiene que ser ministerio. Yo quiero que el encargado del deporte en mi ciudad o provincia esté sentado en el gabinete, al lado de salud, cultura y demás. Con un presupuesto chiquito, no me importa. Pero dejame sentarme ahí para que pueda opinar y demostrar que puedo trabajar en conjunto con las demás áreas. Para mí la discusión está ahí y no en la plata. Si te vas afuera de la estructura estatal no podés demostrar nada.

Santiago de Chile organizó los Juegos Suramericanos en 2014 y los de la Juventud en 2017 y será sede de los Panamericanos de 2023 ¿Buscan hacer ese recorrido para organizar en Rosario los Juegos Panamericanos de 2027?
Si, es nuestro objetivo. Intentamos para 2019 y aprendimos que lo mejor era este camino, como hizo Santiago. Empezar con los de playa y seguir con los Suramericanos de la Juventud en 2021, que nos va a generar la infraestructura necesaria. Ahora vamos a ganar mucho bagaje de conocimiento, formar gente para que siga en el 2021. Como el deporte es transversal, pase lo que pase electoralmente, este equipo sigue trabajando para desarrollar todo esto.

Por Yannick Zaputovich