Compartir

Ya tuvo sus primeros entrenamiento en Hungría con su nuevo club, pero regresó rápidamente para la recta final con la selección argentina con vistas a los Juegos Panamericanos de Lima. 


Sobre su llegada al Debreceni VSC dijo que “llego con las expectativas de seguir mejorando, poder jugar a un nivel más alto y sobre todo con ganas de aportar al equipo”.
Haciendo un balance sobre su paso por el handball español manifestó que “Mi paso por el Bera Bera es más que positivo, a pesar de que mi primer temporada no fue buena, aprendí mucho y en la Segunda pude conseguir acomodarme y ser más regular y claramente segui mejorando e incorporando cosas nuevas.”
Sin embargo, dejar España no fue una decisión fácil: “No es fácil irse de un lugar dónde siempre me trataron bien, me ayudaron y me hicieron sentir como en casa por así decir. Pero en definitiva uno siempre quiere seguir mejorando y aprendido y estoy segura de que esta era una muy buena opción”
Dentro de poco se ponen en marcha, en Lima, los Juegos Panamericanos y Elke junto con la selección sueñan con volver a clasificar a los Juegos Olímpicos: “La semanas previas se viven muy bien y con muchas ganas de todas las jugadoras y el staff técnico, el equipo cambió mucho y eso ayuda a que sea todo más fácil en estos días”