Compartir

La selección nacional debía jugar su partido frente a Colombia con camisetas blancas, pero se presentaron a jugar con las azules; fueron hasta la villa (una hora de distancia), pero cuando llegó la ropa adecuada, Colombia ya había pedido los puntos del partido, cosa que los organizadores accedieron. A raíz del hecho, presentaron su renuncia dos autoridades de la CABB.


Argentina, que anoche perdió con lo justo frente a Estados Unidos y un triunfo frente a Colombia las dejaba en la puerta de la siguiente ronda, no pudo jugar su partido ya que los encargados del equipo, llevaron al estadio las camisetas equivocadas para disputar el encuentro.

En el acto una comitiva de la CABB regresó a la Villa Panamericana, buscó las casacas adecuadas, pero llegó media hora más tarde de lo permitido por Panam Sports.

Colombia no quiso jugar, y la victoria quedó para ellas por 20-0.

Después de esto, el jefe de equipo de la Delegación, Hernán Amaya, y la Directora de Desarrollo del básquet Femenino, Karina Rodríguez presentaron su renuncia que ya están a disposición del Consejo Directivo de la CABB.