Compartir

El gran capitán Luis Scola se refirió al debut auspicioso de la Selección, al que consideró como un muy buen partido y aclaró que hay que sumar todos los triunfos posibles en esta fase.


Esta leyenda del básquetbol universal ya ingresó en el selecto grupo de hombres con cinco mundiales en el lomo, así como se erigió en el segundo máximo goleador de la historia de esta cita ecuménica. Ahí anda el eterno Luis Scola, con una actualidad impecable y con su mesura y honestidad habitual para declarar.

Ya instalado en la zona mixta del estadio de Wuhan, el interno entregó su visión del rendimiento de Argentina en el estreno positivo ante Corea del Sur. “Jugamos muy bien todo el partido, por ahí con una merma en el segundo cuarto, pero en líneas generales fue un muy buen juego”, aseveró.

Ante la consulta del deseo de debutar, de la larga espera de 44 días de concentración y la relevancia que acarreaba saltar a la competencia, Luifa aportó una concepción con otro ángulo. “Lo importante en realidad era ganar, necesitamos imponernos en los tres partidos para clasificar a los Juegos Olímpicos. También se podría con dos triunfo, pero lo más probable es que precisemos ganar los tres”.

El elenco de Sergio Hernández vivió un romance fluido con los triples (17/31), que se erigió en una de las claves de la abultada diferencia. Respecto a este apartado, Scola razonó: “Tuvimos un gran porcentaje, sobre todo en el tercer cuarto que fue cuando abrimos el trámite. Cuando metes triples podés jugar más, hoy entraron y así pudimos sacar la diferencia más grande”.

La supremacía permitió una rotación más extensa y la dosificación de energías y desgaste. Luis destacó esa particularidad: “Está bueno que pudimos jugar los doce, que los debutantes en mundiales pudieran meter algunos puntos, tocar la pelota y meterse en el torneo. Además nos posibilitó no recargar las piernas, por ejemplo Nigeria y Rusia jugaron hasta el final y nosotros no. Tal vez en este momento del certamen no sea tan valioso resguardar energías, pero a la larga sí suma”.

Para cerrar, el ex Houston Rockets agradeció el apoyo de los hinchas argentinos que alentaron en el estadio. “La gente siempre nos trató muy bien, acá no es la excepción. Estamos un poco más lejos, con lo cual es posible que haya un poco menos de personas, pero en líneas generales los hinchas nos trataron muy bien”, concluyó.