Compartir

En la noche de este sábado en Santiago de Chile, la Selección Argentina jugó un enorme partido ante Brasil, pero terminó cediendo en tie break con parciales de 26-24, 25-22, 29-31, 20-25 y 13-15. El conjunto de Marcelo Méndez tuvo chances de cerrar el juego, pero los brasileños reaccionaron y completaron una recuperación fantástica para quedarse con el título.


El saque nacional y la defensa fueron fundamentales para doblegar a los brasileños durante prácticamente tres sets. Sin embargo, los dirigidos por Renan Dal Zotto comenzaron a mostrar su tradicional poderío en saque y ataque para definir la historia en un tie break infartante.

Argentina empujó desde el saque y con Martínez logró la primera ventaja del juego, 8-7. Loser y Lima se unieron al trabajo ofensivo, lo que le permitió a la Selección mantenerse arriba en el tablero también hacia el segundo descanso. Un bloqueo de Roque empató en 18, y aunque los de Méndez se recuperaron, un ace de Flavio dejó todo igualado en 20. La definición fue punto a punto, pero Argentina aprovechó mejor los errores de saque brasileños y lo definió de contra con Martínez, 26-24.

Algunas imprecisiones nacionales en el inicio del segundo y la mayor agresividad de Douglas y Leal en ataque hicieron que Brasil pase al frente en el tablero. Con Palacios al saque, la Selección logró pasar al frente, pero Brasil nuevamente empató las acciones en 16 para un nuevo desenlace parejo. El paso del formoseño por el saque volvió a ser productivo para la Selección, que terminó aprovechando sus chances de contra para hacerse de una ventaja en el cierre. Martínez explotó sus dos oportunidades en la red y terminó de darle forma a la victoria argentina por 25-22.

Los de Méndez mantuvieron un ritmo agresivo en el tercero, con buenas apariciones en defensa y bloqueo hacia el 8-4. Sánchez distribuyó con criterio para estirar a 13-8, pero algunas fallas nacionales contribuyeron a la recuperación de Brasil, que igualó con Roque al saque en 16. El gran pasaje rival se quebró con un error y la Selección volvió a tomar la delantera, pero la verdeamarela continuó subiendo el nivel para mantenerse en la pelea. El partido quedó empatado en 22 luego de una tarjeta roja para la albiceleste y la continuidad fue impactante. Hubo chances de cierre de ambos lados, pero Argentina no pudo definirlo y Leal apareció en el momento justo para descontar y darle vida a los suyos, 31-29.

A pesar del cimbronazo, las acciones continuaron parejas en el cuarto: Argentina volvió a presionar con el saque para adelantarse en el marcador, pero por la misma vía Brasil pasó al frente 12-10. Aunque el ataque rival continuó en ascenso hacia el 16-13, Lima sumó con eficacia para mantener a la Selección en la pelea. A pesar de eso, fue el conjunto rival el que se mostró más certero en la fase ofensiva, ahora con el tridente Leal-Flavio-Alan para forzar el tie break tras el 25-20.

Con un bloqueo y un ace de Loser, la Selección abrió el tie break arriba. Desde el servicio de Matheus, Brasil pasó al frente 6-4 y mantuvo esa ventaja en el cambio de lado con Alan. Lima cargó con el ataque argentino y Lazo se unió para el 11 iguales, pero otra vez la definición no dio lugar a errores. Leal al saque y un bloqueo de Matheus terminaron por darle el match ball a los brasileños, que lo sellaron más tarde de contra, 15-13.

Síntesis:
Argentina:
 Matías Sánchez (-), Bruno Lima (26); Agustín Loser (15), Martín Ramos (10); Jan Martínez (15), Ezequiel Palacios (21). Líbero: Santiago Danani. Entrenador: Marcelo Méndez. Ingresaron: Nicolás Lazo (4) y Matías Giraudo.

Brasil: Fernando (-), Alan (20); Isac (6), Flavio Gualberto (12); Douglas Souza (8), Yoandy Leal (14). Líbero: Thales. Entrenador: Renan Dal Zotto. Ingresaron: Maique (L), Felipe Roque (4), Victor, Hugo (3), Carisio (1) y Matheus (4).

EQUIPO IDEAL:
Armador: Matías Sánchez (ARG)
Opuesto: Bruno Lima (ARG)
Puntas: Dusan Bonacic (CHI) – Yoandy Leal (BRA)
Centrales: Gabriel Araya (CHI) – Flavio Gualberto (BRA)
Líbero: Santiago Danani (ARG)
MVP: Alan Souza (BRA)