Compartir

La medida apunta a declarar Patrimonio Cultural el estadio cubierto, con lo cual Euclides Bugliotti no podría llevar adelante su proyecto inmobiliario. Cómo sigue el tema.


Tras conocerse la intención de  de demoler el  Superdomo para construir allí un complejo de departamentos, la Municipalidad de Córdoba hizo un movimiento que, al cierre de esta edición, no había sido confirmado de manera oficial, pero se puede considerar un hecho: declarar Patrimonio Cultural el estadio cubierto para evitar su demolición.

“Se están midiendo. Bugliotti hizo una propuesta y desde el municipio dijeron ni. Ante la falta de una respuesta concreta, el empresario avanzó con su plan y ahora surge esta novedad. Esto tiene que terminar, sí o sí, en una mesa de negociación”, sostuvo una de las fuentes consultadas por Punto a Punto tras conocerse la información, brindada por eldoce.tv.

¿Cómo se gestó la propuesta del municipio, que debe ser aprobada por el Concejo Deliberante? Fuentes con acceso al expediente de demolición que presentó Bugliotti remarcaron que el mismo estaba firmado por el propio Bugliotti, como titular de Grupo Dinosaurio, y por Atilio Bugliotti, en su condición de arquitecto.

Lo que llamó la atención es que la mayoría de estas presentaciones se acompaña con el proyecto a construir en el lugar que se va a demoler, algo que en esta oportunidad no ocurrió.

Conocido el expediente presentado en el CPC de Monseñor Pablo Cabrera, y ante la repercusión que tuvo la información, desde la Municipalidad hicieron trascender sus intenciones.

Qué puede pasar. El abanico de “lo que vendrá” es muy amplio. Si bien el PJ tiene los votos suficientes en el Concejo Deliberante para aprobar el proyecto de ordenanza declarando Patrimonio Cultural al Orfeo, desde la oposición plantean algunas dudas.  “Nadie duda de que el Orfeo es un símbolo para Córdoba y demolerlo sería retroceder 20 años en la organización de espectáculos y shows en Córdoba. Pero de ahí a declararlo Patrimonio Cultural, hay un trecho. Con ese criterio muchos espacios podrían ser catalogados de la misma manera”, sostuvo un edil ante la consulta de este medio.

Otro de los puntos que se pondrían en la agenda tiene relación con la crítica situación que atraviesan pequeños y medianos comerciantes. “Es ahí donde habría que poner el foco”, sostuvo otro concejal consultado por Punto a Punto.

Por último, la ordenanza que aprobaría el Concejo (sin fecha cierta por ahora) podría judicializar el tema. “Sí, Bugliotti puede esgrimir que se trata de la obra de un privado y podría iniciar acciones judiciales, ya que tiene que mantener semejante estructura sin la más mínima posibilidad de darle utlidad”, sostuvo un empresario que conoce a Bugliotti y que asegura: “negocios son negocios”. De todas formas, nadie cree que se llegue a esa instancia.

Historia de una decisión. Sin shows hasta bien entrado el 2022. Concentrarse en la única unidad de negocio que hoy es rentable para el Grupo, el retail. No dejarles un problema a sus hijos. En esos tres puntos se resume el plan de Bugliotti para desactivar el Orfeo Superdomo y levantar allí un complejo de departamentos.

Cuando el 26 de agosto el empresario le dijo a Punto a Punto en exclusiva que al Orfeo “no lo abría más” y que había que ver “qué se puede hacer ahí”, la noticia llegó a los principales medios del país y logró una repercusión notable, que también tuvo su impacto en los principales despachos de la política de Córdoba (El Palacio 6 de Julio y El Panal).

En esos días, el empresario se reunió con el intendente Martín Llaryora, con el objetivo de encontrar una salida en conjunto para tratar de revertir el cierre del Orfeo. Las respuestas que se llevó Bugliotti del Palacio 6 de Julio fueron ambiguas, que con el pasar de los días, ante el silencio del intendente, llevó al titular de Grupo Dinosaurio a pasar a la acción: así, presentó el pliego solicitando la autorización para demoler el Orfeo.

Bugliotti sabe que el municipio no está en condiciones de afrontar un gasto elevado para quedarse con el Orfeo (desde el entorno del empresario señalaron que el costo del estadio es de US$ 25 millones, aunque productores del show bizz bajan esa cifra a unos US$ 15 millones), pero esperaba algún acercamiento del Estado para evaluar alternativas. Desde el entorno del titular del Grupo Dinosaurio confirmaron que un grupo extranjero ofertó US$ 5 millones por el Orfeo. “No pagan ni el terreno con eso”, les dijo Tati sin vueltas.

Ganar tiempo. Si finalmente se concreta la iniciativa de la ordenanza declarando Patrimonio Cultural al Orfeo, la administración Llaryora ganaría tiempo y podría evaluar alternativas para que el estadio cubierto más importante del interior del país no sea demolido. “Los tiempos, en estos casos, se pueden extender mucho. Más, teniendo en cuenta que estamos en pandemia y hay que fijar prioridades. Y el Orfeo no está en la agenda”, sostiene el concejal que insiste con la mesa de negociación. “Se tiene que arreglar ahí”, asegura.

Fuente: Puntoapunto.com.ar