Compartir

La «Peque» conquistó la medalla de plata en el Grand Slam de Budapest, Hungría, después de perder la final frente a la kosovar Distria Krasniqi, número dos del mundo, por waza-ari.


La judoca argentina Paula Pareto volvió a competir luego de 14 meses y conquistó la medalla de plata en el Grand Slam de Budapest, Hungría, después de perder la final frente a la kosovar Distria Krasniqi, número dos del mundo, por waza-ari.

Pareto, campeona olímpica en Río 2016 en la categoría hasta 48 kilos, y que no competía desde el Mundial de Tokio, en agosto de 2019, hoy ganó tres combates y alcanzó la final del Grand Slam húngaro.

Con esta actuación, la medallista olímpica suma puntos para la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021, hasta junio próximo tendrá tiempo de sumar.

La «Peque» Pareto, de 34 años y actual 14ta. en el ranking mundial, debutó con una victoria por ippon sobre la belga Anne Jura, número 43 del mundo. Después venció a la española Laura Martínez Abelenda (octava del mundo, 21 años) también por ippon para ganar el Grupo D.

En las semifinales, la judoca argentina le ganó a la serbia Andrea Stojadinov (38 del ranking) en un combate cerrado por waza-ari.

En la final, Pareto no pudo con la kosovar Krasniqi, de 24 años, segunda del ranking, ganadora del Grand Slam de París en febrero y medalla de bronce en el último Mundial.

En marzo último, Pareto estaba en Rusia para disputar el Grand Slam de Ekaterinburgo, pero debió regresar al país sin participar, ya que la Federación Mundial de Judo (FIJ) canceló todos los eventos de clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por la pandemia de coronavirus.

Pareto, quien además de deportista es médica traumatóloga, estuvo trabajando en el hospital de San Isidro, se entrenó durante varios mese en su domicilio, también en el Cenard y en la ciudad balnearia de Santa Teresita, donde se le diseñó una «burbuja sanitaria».

Pareto conquistó diez Grand Slam en su carrera, se consagró campeona mundial en 2015, ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y la medalla de oro en los de Río de Janeiro 2016 en la categoría hasta 48 kilogramos, tras vencer por waza-ari a la coreana Bokyeong Jeong, convirtiéndose en la primera judoca argentina de la historia que se colgó una medalla dorada.

Fuente: TELAM